Advertisements

Blog en Español: Queridas canas, quereros es quererme

Blog en Español


cropped-fullsizerender.jpg

Hola y bienvenidos a esta nueva entrada de mis blogs en Español.

Esta semana, Lara nos habla de las canas.

Hablar de canas puede sonar algo superficial, pero en realidad es un tema que toca a lo profundo de nuestro ser.


(Yo he decidido dejarme el pelo tal y como es…tengo muchas canas – si vez de cerca puedes ver algunas raices en mi foto. Me gusta como se ven ahora que ha crecido más mi pelo, y si alguien me cuestiona, soy honesta y les digo que así soy feliz. Además me sale gratis dejarme el pelo natural y no preocuparme por mis arrugas – por suerte no las veo aún).


La sociedad en la que vivimos nos dice que debemos lucir de cierta forma, y no mostrar canas o arrugas es parte de esto.

editada

Lo que nos dicta la sociedad puede afectar nuestra autoestima si no logramos alcanzar sus estándares de belleza. Si no nos conformamos a lo que esta dictado desde hace mucho tiempo.

En este blog post, Lara nos ayuda a encontrar formas de recuperar nuestra autoestima y a valorar y aceptar los cambios en nuestra vida.

 


Haz click aquí para leer el blog post en su totalidad.


Banner bio


Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,391 other followers


Blog en Español

Advertisements

Blog en Español: El cuerpo necesita amor


Hola y bienvenidos a este blog post en español.

Esta semana, Lara nos habla del autocuidado en relación a nuestro cuerpo.

 

El cuerpo es una parte esencial de nuestro ser. Somos mente, cuerpo y espiritu.

 

Lara nos anima a cuidar nuestro cuerpo, y como consecuencia, como cuidar nuestra salud mental y espiritual.

 

Nos da algunos ejemplos de como lograrlo sin volverse una obligación o exigencia, sino más bien algo que hacemos de manera más natural.

Haz click aquí para leer el blog post en su totalidad.

Espero que les guste el tema de esta semana.

Nos vemos pronto!



Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,391 other followers


Limpieza de primavera

2


Las semanas anteriores – desde que el clima mejoró y parece que al fin la primavera está por llegar – he iniciado a limpiar algunos de mis papeles, ropa y desorden.

Eso me hizo sentir bien, remover las cosas que no he usado, visto o que no me he puesto en un largo tiempo, y hacer espacio para, bueno, ¡Solo para tener espacio en realidad! No he reemplazado nada con nada más, lo cual se siente bien.

1No me veo a mi misma volviéndome minimalista en ningún punto pronto, pero estoy minimizando muchas de mis cosas. Esto tiene sentido, tanto en cuanto a espacio como a salud mental.


Otras cosas que he revisado recientemente:

  • Plan de negocios para los siguientes meses – simplificado, para que yo no trate de ser todo para todos y de hacer todo a la vez… eso nunca funcionaría y me agotaría y me daría por vencida, y ¡yo no quiero ninguna de esas opciones!
  • Un horario semanal y la cantidad y duración de las tareas que me asigno a mí misma para mi vida y para los negocios.
  • Alistarme para la nueva legislación GDPR, me llevó a deshacerme de papeles de algunos años atrás, y de cosas que en realidad ya no necesito. Convertí en archivos electrónicos la mayoría de mis contratos de negocios y comunicaciones, de manera que todo está encriptado y protegido con contraseñas, y esto se siente mucho mejor.

2Por ahora, suficiente de mí …

La limpieza de primavera se parece mucho a la limpieza de una casa, desempolvar, tirar cosas que no usamos.

¿Cómo puede esto impactar nuestro estado mental?

Bueno, primero que nada, el hecho de que tengamos un desorden alrededor de nosotros podría ser una señal de que nuestra salud mental no es la mejor.

O, en segundo lugar, el desorden podría estar haciendo que nuestra salud mental sufra.

De cualquier manera, algo debe ser realizado, para que nuestro espacio físico coincida con nuestra salud mental de una manera positiva.


3El desorden podría afectar:

  • Los niveles de energía
  • Los niveles de concentración
  • Y podría llevarnos a sentirnos abrumados o incapaces de hacer frente a la vida diaria y a otras demandas.
  • Podría recordarnos el pasado, lo cual podría llevarnos a la depresión, o
  • Nos podría hacer sentir ansiosos por el futuro
  • Lo cual significa que no estamos viviendo en el presente.

Hacer limpieza tendrá los siguientes efectos:

  • Limitarás el peligro de incendios, y la acumulación de polvo y moho
  • Te será más posible vivir en el presente en lugar de vivir en el pasado o en el futuro.
  • Te sentirás orgulloso de tus alrededores
  • Sabrás donde se encuentra todo, y te habrás librado de aquellas cosas que en realidad ya no necesitas.
  • Crearás más espacio para, bueno, crear más cosas en tu vida, en el aquí y ahora.

4Cuando hablamos acerca de deprimirse o ponerse ansioso debido al desorden, no estoy disminuyendo los síntomas de depresión o ansiedad de nadie.

Lo que quiero decir es, que veas a tu alrededor, y que chequees que cosas están desordenando tu espacio físico, que podrían estar teniendo un impacto en tu salud mental.


Algunas cosas las guardamos debido a la nostalgia, pero esta nostalgia podría no ser buena para nuestra salud mental. Esta podría mantenernos en nuestro pasado e incapacitarnos para ver lo bueno que tenemos en el presente y esperar lo positivo en el futuro.

Mira qué necesitas mantener en tu vida y qué no.

5

Deshazte de las cosas que ya no te sirven y mira cómo se siente dentro de ti.

¿Te sientes mejor? ¿Hay una “primavera” en tu camino que no habías visto antes?

¿Tu energía y motivación están volviendo?

¿Qué ha cambiado desde que despejaste tu espacio?


Házmelo saber, deja un comentario en la sección de comentarios al pie de la página, o en el formulario a continuación.


Traducción por  Mayra Alarcón.


Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,391 other followers

Cómo vivir una vida con mas compasión (parte 2)

2


Bienvenidos a la segunda parte del tema acerca de la compasion.

Es un tema importante pues es una manera de mejorar nuestras relaciones y tener una vida mas tranquila y feliz.


Empecemos…


compasion parte 2


¿Cómo podemos iniciar a practicar la compasión

con nosotros mismos y con otros, en nuestra vida diaria?

A continuación te comparto algunos consejos acerca de cómo puedes empezar a tener el hábito de vivir una vida compasiva:

  • Desarrolla autoconciencia y reflexiona acerca de tu día, conforme va transcurriendo.
  • Un terapeuta podría ayudarte con esto, o busca un buen libro de autoayuda acerca del tema y tómalo como propio.
  • Al inicio del día, podrías estar agradecido por lo que ya tienes, por levantarte y tener un trabajo, familia, amigos, comida y un hogar.
  • Mientras transcurre el día, podrías pensar acerca de cómo algo que tú hiciste por alguien, podría haberle cambiado la perspectiva de su día.
  • También podrías pensar en algo que alguien más hizo por ti, que te hizo sentir más feliz.

  • Al final del día, podrías reflexionar acerca de qué salió bien o qué podría haber sido diferente, respecto a la autocompasión, la compasión por otros, o cómo otros son compasivos contigo.
  • Cambia tu forma de pensar
  • Tú no tienes que ser perfecto
  • Los otros no tienen que ser perfectos
  • Nosotros somos humanos, los errores van a suceder

  • Se comprensivo y amable cuando tú o alguien más comete un error.
  • Date cuenta cuando estas siendo sentencioso y crítico, y trata de la mejor manera, de ser indulgente y bueno.
  • El tratar es la clave. Si estás enojado con alguien, no niegues esos sentimientos, pero busca formas de canalizar y procesar esa emoción.
  • Para más información acerca de cómo procesar distintos asuntos, lee mis entradas acerca del cambio, y otras acerca de procesar las emociones difíciles, como el enojo.
  • Considera la historia de la persona.

  • Tal vez ellos están pasando alguna dificultad y por eso es que dijeron o hicieron eso.
  • La gente no vive aislada, y nosotros podríamos solo saber una parte de su historia. Darles el beneficio de la duda – sin negar nuestras propias emociones al respecto – es vivir de manera compasiva.
    • Cambia los malos pensamientos que tienes respecto a ti mismo.
  • Reemplázalos con amabilidad, tolerancia, entendimiento.
  • Reemplázalos por otros más positivos, ¡qué sabes que son ciertos!
  • Dona en caridades, o trabaja para una

  • Anteriormente hablamos acerca de aliviar el sufrimiento.
  • Donar en caridades que ayudan a otros, con quienes nos podamos relacionar o a quienes queremos ayudar, es una buena forma de ser y mostrar compasión por otros.
  • Yo dono a la campaña A21, la cual trata el tráfico de personas y rescata a mujeres de situaciones bastante oscuras. Yo no estoy trabajando directamente con estas mujeres (¡Aunque me encantaría!) pero estoy haciendo una diferencia con lo que envío cada mes.
  • No todo tiene que ser acerca de caridades – dar también puede ser acerca de ofrecerle a alguien una mano ayuda, sonreírle a alguien, comprar el almuerzo para un colega, o tan solo sentarse a la par de alguien que parece que necesita compañía.
  • Busca un terapeuta para trabajar en esto y para desarrollar compasión por ti mismo y por los demás.

  • Reevalúa tus valores
  • Al inicio hablamos acerca de cómo nuestra crianza nos puede afectar en cuanto a cuan compasivos somos. ¿Es tiempo de pensar en esto de nuevo?
  • ¿Las personas con las que creciste, no te ayudan para tener una vida compasiva y feliz?
  • Reemplázalos por otras personas que coinciden con quien tú eres realmente y con cómo tú quieres ser tratado y tratar a otros.
  • Dile a tu crítico interno que se calle

  • Si comprendemos mejor a nuestro crítico interno, entonces podemos hablarle a él/ella y hacerlo más silencioso.
  • Podemos utilizar al crítico interno para nuestro provecho, una vez que aprendemos a manejarlo. Este puede convertirse en nuestro radar, para cuando necesitamos reevaluar nuestros pensamientos acerca de nosotros mismos y de otros.
  • La autoconciencia y la comprensión de lo que hemos internalizado de nuestros padres y maestros mientras crecíamos nos puede ayudar a encontrar nuestra autocompasión.
  • Desarrolla una mentalidad de desarrollo
  • Enfrenta tus desafíos y crece con ellos.

  • Encuentra el significado de lo que está pasando en cualquier momento, especialmente en tiempos difíciles.
  • Acepta el desafío florece a través de él y con él.
  • Busca los niveles adecuados de generosidad – llena tus necesidades primero y luego observa cuántas necesidades de otros puedes llenar y cómo.
  • Mantente seguro.
  • Pon límites claros y saludables.

  • Retribuye a otros y también a ti mismo.
  • Disfruta haciéndolo.
  • Algunos pensamientos finales…
  • Practica el perdón.
  • Expresa gratitud.

  • Practica la empatía.
  • Practica la escucha activa.
  • Está de acuerdo con no estar de acuerdo.
  • Practica la aceptación.
  • Haz cosas buenas por ti mismo y por otros.

  • Ve a toda la persona y no solo al comportamiento presente.
  • La gente no es la forma en que se comporta.
  • Ampárate en tu sistema de soporte para la compasión, entendimiento y bondad.

Estos son solo algunos tips de cómo agregar compasión y auto-compasión a tu vida. Si piensas en algun otro o crees que me hizo falta incluir alguno, déjame un mensaje.


Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,391 other followers


Creando espacio para la compasión hacia ti mismo y hacia los demás

2


Bienvenidos a la entrada de esta semana de “En Terapia”

Gracias a los que me escribieron acerca de lo que les gustaría que escribiera en futuros posts, así que esta semana el topico ha sido elegido por ustedes, mis lectores.

Continúen haciendo sus sugerencias, ya que esto me ayuda a saber qué material será útil para ustedes, mis lectores.


Vamos directo al grano…


2


La compasión es una palabra que escuchamos seguido, pero ¿será que sabemos su significado real y el beneficio que nos da para nuestras vidas?

¿Qué es esto exactamente?

La compasión significa sufrir juntos. Es similar y cercano a la empatía, pero no es empatía. Tampoco es altruismo. La compasión nos lleva a tener empatía y a ser altruistas.

La compasión no es lástima ni compadecerse a uno mismo (“la desgracia soy yo”, “yo soy el único luchando con esto”, “hay pobre de ti”); ciertamente no es autoindulgencia (“me estoy sintiendo mal por mi así que me acurrucaré y veré televisión todo el día”).

La compasión tiene que ver con el entendimiento, darte a ti mismo – y a otros – un receso del juicio y de las altas expectativas, o de cualquier tipo de expectativas de hecho.

La compasión tiene beneficios físicos y mentales – la liberación de ciertas hormonas y neurotransmisores aumentan esa sensación de “bienestar” en nuestros cuerpos.


3


Ser compasivos nos ayudará a ser más amables con nosotros mismos y con otros, y por lo tanto, cambiar nuestra perspectiva y pensamientos acerca de nosotros mismos hacia una forma más positiva y comprensiva, y así, aumentará o mantendrá nuestra salud mental en un buen lugar.

Somos humanos, no somos perfectos y no se debería esperar que lo fuésemos – ya sea por nosotros mismos o por otros. Honra, acepta y trabaja con esta falta de perfección. El ser humano viene con una lista de decepciones y una lista de “impredecibles”.

La naturaleza versus el cuidado viene a tomar un papel en la compasión, así como también otros comportamientos aprendidos o innatos.

¿Con qué nacimos?

¿Fuimos algunos de nosotros programados para ser más compasivos que otros?

¿Cómo afectó esto nuestra crianza?


4


La forma en que fuimos criados podría permitirnos a acceder más fácilmente a nuestra autocompasión, o bien podría hacérnoslo muy difícil incluso para que sintamos una pequeña autocompasión y nos podría empujar a ser críticos en vez de compasivos.

Piensa en eso – ¿En qué lado de la moneda estás tú?

¿Estas más allá de ese espectro? ¿Ha cambiado algo desde que dejaste el hogar de tu familia?

¿Quién te ha influenciado para ser más compasivo contigo mismo y con otros?


Si se te dificulta apagar la voz crítica en tu cabeza, trata de pensar en ti como una tercera persona y observa cómo lo tratarías bajo circunstancias similares…

¿Serías más comprensivo y más amable y cuidadoso acerca de su situación difícil o lo juzgarías de manera crítica como lo haces contigo mismo?

¿Cambiaría tu opinión acerca de quiénes son ellos como una persona completa o seguiría siendo la misma a pesar de la situación actual?

¿Serías capaz de mostrar perdón por esa persona por lo que le haya pasado?


5


Este tema es algo largo y variado… ¡siento que hay muchos temas unidos en esta entrada!

Aquí va otro…


¿Qué haces cuando estás luchando con emociones y situaciones difíciles?

Te dices a ti mismo que lo superes o buscas formas de procesarlo a tu propio paso en lugar de apresurarte a pasarlo porque nos han dicho o presionado para que no nos quedemos atorados en las cosas por mucho tiempo…

Ser amables y comprensivos acerca de dónde estamos en este momento en particular en nuestras vidas nos permitirá volver a pensar los pensamientos de juicio, crítica y castigo que podrían venir a nosotros a menudo… más seguido de lo que pensamos en perdonarnos a nosotros mismos o de permitirnos cometer el error y ser menos que perfectos.

Cuando somos compasivos con nosotros mismos y con otros, somos más conscientes del sufrimiento que existe.

Somos más capaces de aceptar lo que está pasando y de ponernos manos a la obra y procesarlo, para aliviarlo de una u otra manera, en lugar de hacerlo peor al juzgarnos o no perdonar o ser poco amables.


6


La compasión nos lleva a tener una vida y relaciones más saludables y balanceadas.

Tener autocompasión significará que nuestra valía viene desde dentro de nosotros, y que no necesitamos que otros nos validen.

Nuestros límites – o la falta de ellos – y la forma en que nos tratamos a nosotros mismos, le mostrará a los demás cómo nos pueden tratar.

También, la forma en la que nos tratamos a nosotros mismos se verá reflejada en la forma en que tratamos a otros – ya sea si somos críticos o amables.


Espera la siguiente entrega sobre este tema de Compasión, el cual será posteado aquí en las siguientes semanas.


Traducción por Mayra Alarcón.


Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,391 other followers


1

¿Qué puede hacer la terapia por ti?

2


Bienvenidos a la entrada de “En Terapia” de esta semana.

En entradas pasadas te he hablado acerca de cómo la terapia te puede ayudar con asuntos y situaciones específicas, así como también acerca de cómo lidiar con ciertas cosas que pasan en la vida – aceptar el cambio y los imperativos que la sociedad nos dicta.

Hoy te quiero hablar acerca de lo que la terapia puede hacer por ti en términos más generales.

Mientras estas en la clínica de terapia, tratando de averiguar cómo procesar tus sentimientos de ansiedad, depresión, dolor, y otros, otras cosas pasarán a la vez.


2


Veamos algunos de los cambios que podrían suceder – orgánicamente – mientras tú trabajas en las razones principales que te trajeron a consultar a un terapeuta en este momento de tu vida.

  1. Compartir tus sentimientos y pensamientos con alguien imparcial, que no te juzga y que es un profesional, te podrá ayudar a procesar lo que sea que esté pasando en tu vida ahora mismo.

Tus amigos podrían tener buenas intenciones al ofrecerte consejos y soluciones que podrían funcionar bien para ellos, pero esto podría no funcionar igual de bien para ti.

Un terapeuta no te dirá qué o cómo hacer las cosas, en lugar de ello, te ayudarán a encontrar una solución que funcione bien para ti, tu personalidad, tus relaciones y tu vida en general.

Un problema compartido es un problema partido a la mitad.

Así dice el dicho… ¡Pero es cierto!


El alivio que noto en las caras de mis clientes cuando pueden revelar sus sentimientos y pensamientos difíciles, los cuales no habían sido capaces de expresarle a nadie más, es increíble.

El saber que hay alguien más allí, que te entiende y escucha sin emitir juicio es un gran alivio, y el inicio de procesar tu problema y curarte.


3


  1. Aumento de autoconciencia y de entendimiento de ti mismo

Al hablar acerca de tus problemas actuales, y profundizar más a fondo en esos asuntos del pasado que pudieron haber contribuido con tus pensamientos y sentimientos acerca de tu vida ahora, serás capaz de entenderte mejor a ti mismo.

Serás capaz de entender por qué tu reaccionas de ciertas maneras y ya sea, cambiar eso o solo ser capaz de explicarte de dónde viene tu reacción.

Tú sabrás de mejor manera, qué es lo que te hace enojar y aprenderás a cómo mantenerte seguro en situaciones que estén fuera de tu zona de confort o agrado.

Saber cuál es tu responsabilidad y cuál es la de otros en situaciones específicas, te ayudará a liberar esas cargas que has llevado y que ni siquiera te pertenecen.


4


  1. Aprender a poner límites claros para mantenerte seguro a ti mismo y a cumplir con tus necesidades.

Esto se vincula bien con las últimas dos oraciones acerca de saber lo que te hace enojar y separar lo que es tu responsabilidad y lo que no lo es.

Expresar tus necesidades y asegurarte que estas sean cumplidas – sin tener que pasar sobre otros por supuesto – es algo que me parece un resultado importante de la terapia.

Nos enseñan a cuidar de otros, y que cuidar de nosotros mismos es egoísta. ¿Pero cómo podemos cuidar a otros si no nos cuidamos a nosotros mismos primero?

Los límites te ayudarán a ser más feliz y a estar más cómodo al decir “no” cuando no quieres hacer algo – ¿Te apetece tener una noche en tu casa? Di que no saldrás sin culpa. Y la gente tratará de hacerte sentirte culpable, entonces será su problema, y no el tuyo, ¿Cierto?


5


  1. Comprender qué es lo que está sucediendo en tu vida, porqué tú te comportas o piensas de determinadas formas – darle sentido a las cosas

Algunas veces podríamos pensar que reaccionamos de determinada forma “solo porque sí”, pero podrían existir algunas razones sobre el porqué entramos en relaciones con ciertas personas o porqué decimos ciertas cosas o reaccionamos de formas específicas.

Esto podría ser porque aprendimos este comportamiento de nuestros padres o de otros modelos adultos importantes en nuestras vidas. Podría ser porque era una reacción útil en el pasado, que te ayudó a procesar una situación determinada.

Existen razones para nuestros comportamientos, y la terapia ayuda a descubrirlos. No llegaremos al fondo de algunos, pero al menos estaremos al tanto de que nosotros los fabricamos.


6


  1. Sanar heridas del pasado al darles sentido

La teoría psicoanalítica dice que los sentimientos y situaciones no procesadas del pasado, se quedarán en nosotros como si acabaran de suceder, a menos que los procesemos.

El ver a nuestros traumas o heridas de la niñez, con lo que sabemos, nos ayudará a procesar esos sentimientos que podríamos no haber entendido porque éramos muy jóvenes y nos pudieron haber dicho que no nos preocupáramos o que “creciéramos”.

Curar heridas del pasado nos liberará de espacio y energía para enfocarnos en el aquí y ahora y nos ayudará a curar heridas presentes y progresar en nuestra vida.


  1. Encontrar y utilizar tus fortalezas y recursos internos para hacer frente a la vida de una mejor manera

Todos nosotros tenemos fortalezas y recursos dentro de nosotros que nos pueden ayudar a hacer frente y a resolver los problemas.

Podría solo ser que los tenemos inactivos, ya sea, debido a nosotros mismos, o debido a que otras personas nos han dicho que no son lo suficientemente buenos o que no deberíamos utilizarlos.

La terapia – conmigo, en todo caso – incluirá encontrar dichos recursos internos y fortalezas y podrás ponerlos en práctica en la clínica y en la vida real.


7


  1. La compasión con otros y un mejor entendimiento de ellos

La terapia no solo nos ayudará a entendernos a nosotros mismos de una mejor manera, sino que también nos ayudará a entender a otros y a darles el beneficio de la duda.

Pensar que alguien es desagradable con nosotros porque esta persona ha luchado en su vida, podría ayudarnos a ser más compasivos con ella – ¡lo cual no quiere decir que esta persona no nos vaya a molestar o a hacer enojar debido a su comportamiento! También podríamos practicar a poner límites y a mantenerlos a una distancia que nos parezca bien a nosotros.

  1. Mejorar las relaciones

Conocernos a nosotros mismos mejor, nos ayudará a expresar nuestras opiniones, necesidades y preferencias con aquellos alrededor de nosotros, y nos permitirá comunicarnos de una mejor manera en general.

Una mejor comunicación nos llevará a mejores interacciones y a la resolución de conflictos. Esto también será practicado durante la terapia, en la medida que las cosas vayan surgiendo en las sesiones.


8


  1. Sentirse mejor

Por último, pero no por eso el menos importante: el principal fin de la terapia es ayudar a la gente a sentirse mejor en su propia piel, en sus relaciones, en sus trabajos, en su mundo.


¿Tienes alguna otra cosa que mencionar a esta lista?

¿Cuál ha sido tu experiencia en terapia? ¿Cuál de estas ha sido la que te ha impactado más en tu vida?


Deja un mensaje a continuación.

Hasta la próxima semana…


Traducción por Mayra Alarcón.


Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,391 other followers



1

En Terapia: Aceptando el cambio

2


Cambio…

…esa palabra ante la cual la mayoría de nosotros nos encojemos de brazos, o que simplemente no nos gusta, porque implica hacer ajustes para los cuales probablemente no estemos listos.

También podría significar estar incómodos por un tiempo, hasta que nos acostumbremos al nuevo ambiente y a todo lo que el cambio trae consigo.

Está bien sentirnos asustados, intranquilos o solo enojados por los cambios que acontecen en nuestras vidas.


2


Algunos cambios vienen de repente – un accidente, por ejemplo – mientras que otros podríamos ser capaces de visualizarlos y prepararnos para su llegada – cambiarnos a un trabajo diferente o a otro país dentro de unos meses.

La forma en la que lidiamos con el cambio podría darnos cierto conocimiento sobre nuestro pasado – remoto o más reciente.

Nuestros padres podrían haber sido reacios al cambio, y nos pudieron haber enseñado que el cambio es malo y aterrador y que hay que evitarlo tanto como podamos, o bien, ellos podrían haber aceptado el cambio y habernos enseñado que estaba bien y que incluso es importante reconocer que vamos a pasar por cambios constantemente en nuestras vidas.

Sin importar de qué lado estemos, vamos a reaccionar de maneras similares a los modelos que tuvimos en el pasado.

Si no estamos felices sobre cómo nos hace sentir el cambio y queremos afrontarlo de una manera más positiva, o de una manera distinta por completo, existen formas de alcanzar esto.

Esto significará que vienen en camino más cambios – cambio de mentalidad, cambio de tu proceso de pensamiento, cuando las cosas no salen como deberían o se deben ajustar, cambio en la forma en que interactúas con ciertas personas y ciertas situaciones.


3


El cambio trae cambio.

Algunas formas en las que nuestras vidas pueden cambiar, incluyen las siguientes:

  • Pérdida de salud
  • Fallecimiento de un ser querido
  • Empezar en tu primer trabajo, cambiar de trabajo, perder tu trabajo
  • Iniciar tu propio negocio
  • Un casamiento o divorcio
  • Tener hijos o decidir no tenerlos
  • Mudarse a una nueva casa o país
  • Dejar la escuela
  • Ir a la universidad
  • La lista continúa…

Ahora, por mucho que queramos deshacernos del cambio o pretender que no está sucediendo, esto estará acumulándose, o permanecerá como una carga, hasta que lidiemos con dicho cambio.

El cambio también nos lleva a tomar decisiones que de otra forma hubiésemos ignorado o no hubiésemos tomado.

En algunas ocasiones, el cambio es inevitable y debemos hacerle frente, o de otra manera, este podría ocasionarnos más daño que bien.


5


Te dejo algunos consejos sobre cómo procesar el cambio. Si tienes más sugerencias, déjame un mensaje y las agregaré en la lista.

  • Haz una pausa y date tiempo para darte cuenta de lo que está cambiando.
  • ¡Reorganízate!
  • Date un tiempo para comprender lo que está sucediendo.
  • Date un tiempo para procesar todos los sentimientos y pensamientos que están surgiendo debido al cambio.
  • Haz un plan acerca de cómo vas a afrontar este cambio y a seguir adelante con tu vida.
  • Desglosa la situación en pasos más pequeños que sean más manejables, que te llevarán a aceptar el cambio y a procesar todo lo que el cambio trae consigo, de una manera más fácil.
  • Honra tus sentimientos, sin importar cuan difíciles sean. Procesarlos te ayudará a avanzar.
  • Recuérdate a ti mismo que esto es temporal. Esto pasará y tú aprenderás y crecerás gracias a ello.
  • Confía en tus instintos acerca de qué hacer en cada situación que trae cambios a tu vida.
  • Toma la responsabilidad por tu parte en el cambio/problema/oportunidad.
  • Reevalúa tus prioridades, cómo haces las cosas y cómo deseas vivir tu vida.

Creo que luego que atravesamos cada situación que nos cambia la vida, nosotros podemos crecer, o bien quedarnos atorados en ella.

Ambas opciones significarán que cambiamos como individuos. Depende de nosotros que el cambio sea positivo o que nos quedemos atorados.


La elección y el cambio vienen de la mano.

Algunas veces una viene antes de la otra, lo cual es más agradable para nosotros – elegir qué cambios de vida queremos hacer, nos da control y nos alienta a trabajar hacia nuestras metas.

En otras ocasiones el cambio se convierte en algo que no podemos controlar, pero a la vez podemos sacar el lado bueno para nosotros, tal vez no inmediatamente, pero sí eventualmente.

Todo depende de cómo procesamos cada situación.

Hasta la próxima semana.


Traducción por Mayra Alarcón.22830972_10154754698267237_1487302927_o22773476_10154754695032237_814551237_n

 

 

 

 


Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,391 other followers



5

%d bloggers like this: