Advertisements

¿Qué puede hacer la terapia por ti?

2


Bienvenidos a la entrada de “En Terapia” de esta semana.

En entradas pasadas te he hablado acerca de cómo la terapia te puede ayudar con asuntos y situaciones específicas, así como también acerca de cómo lidiar con ciertas cosas que pasan en la vida – aceptar el cambio y los imperativos que la sociedad nos dicta.

Hoy te quiero hablar acerca de lo que la terapia puede hacer por ti en términos más generales.

Mientras estas en la clínica de terapia, tratando de averiguar cómo procesar tus sentimientos de ansiedad, depresión, dolor, y otros, otras cosas pasarán a la vez.


2


Veamos algunos de los cambios que podrían suceder – orgánicamente – mientras tú trabajas en las razones principales que te trajeron a consultar a un terapeuta en este momento de tu vida.

  1. Compartir tus sentimientos y pensamientos con alguien imparcial, que no te juzga y que es un profesional, te podrá ayudar a procesar lo que sea que esté pasando en tu vida ahora mismo.

Tus amigos podrían tener buenas intenciones al ofrecerte consejos y soluciones que podrían funcionar bien para ellos, pero esto podría no funcionar igual de bien para ti.

Un terapeuta no te dirá qué o cómo hacer las cosas, en lugar de ello, te ayudarán a encontrar una solución que funcione bien para ti, tu personalidad, tus relaciones y tu vida en general.

Un problema compartido es un problema partido a la mitad.

Así dice el dicho… ¡Pero es cierto!


El alivio que noto en las caras de mis clientes cuando pueden revelar sus sentimientos y pensamientos difíciles, los cuales no habían sido capaces de expresarle a nadie más, es increíble.

El saber que hay alguien más allí, que te entiende y escucha sin emitir juicio es un gran alivio, y el inicio de procesar tu problema y curarte.


3


  1. Aumento de autoconciencia y de entendimiento de ti mismo

Al hablar acerca de tus problemas actuales, y profundizar más a fondo en esos asuntos del pasado que pudieron haber contribuido con tus pensamientos y sentimientos acerca de tu vida ahora, serás capaz de entenderte mejor a ti mismo.

Serás capaz de entender por qué tu reaccionas de ciertas maneras y ya sea, cambiar eso o solo ser capaz de explicarte de dónde viene tu reacción.

Tú sabrás de mejor manera, qué es lo que te hace enojar y aprenderás a cómo mantenerte seguro en situaciones que estén fuera de tu zona de confort o agrado.

Saber cuál es tu responsabilidad y cuál es la de otros en situaciones específicas, te ayudará a liberar esas cargas que has llevado y que ni siquiera te pertenecen.


4


  1. Aprender a poner límites claros para mantenerte seguro a ti mismo y a cumplir con tus necesidades.

Esto se vincula bien con las últimas dos oraciones acerca de saber lo que te hace enojar y separar lo que es tu responsabilidad y lo que no lo es.

Expresar tus necesidades y asegurarte que estas sean cumplidas – sin tener que pasar sobre otros por supuesto – es algo que me parece un resultado importante de la terapia.

Nos enseñan a cuidar de otros, y que cuidar de nosotros mismos es egoísta. ¿Pero cómo podemos cuidar a otros si no nos cuidamos a nosotros mismos primero?

Los límites te ayudarán a ser más feliz y a estar más cómodo al decir “no” cuando no quieres hacer algo – ¿Te apetece tener una noche en tu casa? Di que no saldrás sin culpa. Y la gente tratará de hacerte sentirte culpable, entonces será su problema, y no el tuyo, ¿Cierto?


5


  1. Comprender qué es lo que está sucediendo en tu vida, porqué tú te comportas o piensas de determinadas formas – darle sentido a las cosas

Algunas veces podríamos pensar que reaccionamos de determinada forma “solo porque sí”, pero podrían existir algunas razones sobre el porqué entramos en relaciones con ciertas personas o porqué decimos ciertas cosas o reaccionamos de formas específicas.

Esto podría ser porque aprendimos este comportamiento de nuestros padres o de otros modelos adultos importantes en nuestras vidas. Podría ser porque era una reacción útil en el pasado, que te ayudó a procesar una situación determinada.

Existen razones para nuestros comportamientos, y la terapia ayuda a descubrirlos. No llegaremos al fondo de algunos, pero al menos estaremos al tanto de que nosotros los fabricamos.


6


  1. Sanar heridas del pasado al darles sentido

La teoría psicoanalítica dice que los sentimientos y situaciones no procesadas del pasado, se quedarán en nosotros como si acabaran de suceder, a menos que los procesemos.

El ver a nuestros traumas o heridas de la niñez, con lo que sabemos, nos ayudará a procesar esos sentimientos que podríamos no haber entendido porque éramos muy jóvenes y nos pudieron haber dicho que no nos preocupáramos o que “creciéramos”.

Curar heridas del pasado nos liberará de espacio y energía para enfocarnos en el aquí y ahora y nos ayudará a curar heridas presentes y progresar en nuestra vida.


  1. Encontrar y utilizar tus fortalezas y recursos internos para hacer frente a la vida de una mejor manera

Todos nosotros tenemos fortalezas y recursos dentro de nosotros que nos pueden ayudar a hacer frente y a resolver los problemas.

Podría solo ser que los tenemos inactivos, ya sea, debido a nosotros mismos, o debido a que otras personas nos han dicho que no son lo suficientemente buenos o que no deberíamos utilizarlos.

La terapia – conmigo, en todo caso – incluirá encontrar dichos recursos internos y fortalezas y podrás ponerlos en práctica en la clínica y en la vida real.


7


  1. La compasión con otros y un mejor entendimiento de ellos

La terapia no solo nos ayudará a entendernos a nosotros mismos de una mejor manera, sino que también nos ayudará a entender a otros y a darles el beneficio de la duda.

Pensar que alguien es desagradable con nosotros porque esta persona ha luchado en su vida, podría ayudarnos a ser más compasivos con ella – ¡lo cual no quiere decir que esta persona no nos vaya a molestar o a hacer enojar debido a su comportamiento! También podríamos practicar a poner límites y a mantenerlos a una distancia que nos parezca bien a nosotros.

  1. Mejorar las relaciones

Conocernos a nosotros mismos mejor, nos ayudará a expresar nuestras opiniones, necesidades y preferencias con aquellos alrededor de nosotros, y nos permitirá comunicarnos de una mejor manera en general.

Una mejor comunicación nos llevará a mejores interacciones y a la resolución de conflictos. Esto también será practicado durante la terapia, en la medida que las cosas vayan surgiendo en las sesiones.


8


  1. Sentirse mejor

Por último, pero no por eso el menos importante: el principal fin de la terapia es ayudar a la gente a sentirse mejor en su propia piel, en sus relaciones, en sus trabajos, en su mundo.


¿Tienes alguna otra cosa que mencionar a esta lista?

¿Cuál ha sido tu experiencia en terapia? ¿Cuál de estas ha sido la que te ha impactado más en tu vida?


Deja un mensaje a continuación.

Hasta la próxima semana…


Traducción por Mayra Alarcón.


Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 4,103 other followers



1

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

%d bloggers like this: