Advertisements

En terapia: Procesando la pérdida y el duelo (parte 2)

In Therapy- Working Through...


Bienvenidos a esta edición de mi mini serie de “En Terapia” acerca de la pérdida y el duelo, en la cual me gustaría mencionar otros tipos de pérdida y cómo podríamos procesar los mismos.

La semana pasada hablamos de la pérdida repentina y la predecible. Existen más tipos de duelos, los cuales puedes encontrar en esta entrada (haz click aquí para leerla).


1


El proceso de ruptura de una relación sentimental puede tomar muchas formas y facetas, dependiendo de la duración e intensidad de la relación.

Preguntas tales como: ¿Seré capaz de enfrentarme a esto solo? ¿Por qué pasó esto? ¿Cómo pude dejarlo tratarme de esa forma por tanto tiempo? ¿Por qué no hice esto antes?

Pensamientos tales como: Tenía el resto de mi vida planeado con él/ella, ahora debo empezar de nuevo; nunca volveré a confiar en otro hombre/ mujer en la vida; me sentiré triste y solo por siempre.

En términos prácticos, hay asuntos como encontrarse a tu ex en una tienda y cómo accionar o reaccionar a esto; si trabajan juntos, cómo irá a funcionar eso ahora; ¿Qué pasaría si lo ves con alguien más? ¿Por qué estará pasando él/ella en este rompimiento; estará sufriendo tanto como yo? ¿Le habrá sido fácil seguir adelante?

Se vuelve más complicado cuando hay niños o hipotecas involucradas. Pero si esto no aplica a tu caso, entonces solo es un asunto de procesar el dolor de la ruptura, con la forma que éste haya tomado, y por el tiempo que esto dure.

Creo que todo depende de si la ruptura fue tan amigable como fuese posible (por ejemplo, si se alejaron, o si tenían ideas diferentes de lo que la vida debería de ser para cada uno) o si dejaste la relación en términos realmente malos (violencia en la relación, infidelidad, etc.)

El volver a dar forma a tu vida sucederá cuando estés lisito, y entonces podrás levantarte de donde estas, tomar las cosas que te recuerdan de dicha relación, y ponerlas en una caja y devolvérselas a la persona, o donarlas a la caridad, o bien, podrás decidir hacer lo que quieras con ellas.

Puedes empezar a hacer nuevos planes para tu vida sin esa relación. Cada relación te enseña algo. Con el tiempo podrás ver lo que puedes tomar de esa relación, y utilizarlo como una ventaja.

El hablar acerca de tu ruptura y acerca de todo lo que surja en ti, con un consejero podría ayudarte a procesar el dolor y a avanzar en tu vida.

Elisabeth Kubler-Ross tiene algunos libros buenos libros acerca de Lecciones de Vida, que podrían ser de ayuda cuando estés atravesando problemas con relaciones, o bien cuando estés procesando el duelo y la pérdida.


2


Perder la salud puede ser frustrante, ya sea si es algo permanente o temporal.

He trabajado como personal de apoyo en un centro de rehabilitación, a donde van las personas al ser dadas de alta de un hospital, luego de una caída (generalmente personas mayores), para recuperarse, tomar fisioterapia, y curarse antes de volver a casa.

Ellos generalmente se sentían sobre confiados sobre sus habilidades y estaban enojados por tener que ser cuidados por alguien más.

Tuve que ayudar a alguien a regresar a su cama, luego de haberle dicho que si él deseaba levantarse, tenía que llamarme a mí. Él me vio como si yo estuviese exagerando. Esto cambió cuando él se levantó por sí mismo, ¡Y se cayó al suelo! Esa caída lo asustó, y lo hizo darse cuenta de que yo no estaba siendo condescendiente con él, y que ambos estábamos allí por una razón. Él para tener apoyo en lo que él solía hacer independientemente, antes de su accidente, y yo para apoyarlo a hacer justo eso.

Puede llegar a ocasionarte una sacudida el tener que necesitar a alguien para que te ayude a hacer las cosas que solías hacer fácilmente, como el levantarte de la cama, usar el baño, y otras actividades. Es comprensible que las personas puedan sentirse irritables y disgustadas cuando los traen a un centro de rehabilitación (lo cual no es nada que un poco de paciencia, compasión y humor no puedan arreglar).

No ser capaz de hablar podría ser altamente frustrante, para alguien que solía hablar usualmente antes de un derrame o un accidente. Tener que maniobrar a través de los sentimientos, y tener que comunicarse de una forma distinta, sin ser entendido, o queriendo expresar tu enojo y miedos, y no ser capaz de hacerlo.

Estos tipos de pérdida de salud y otros, serán importantes, y tendrás que procesarlos con paciencia y compasión por parte de los cuidadores y miembros de la familia. Imagínate a ti mismo, perdiendo tu habilidad para caminar, hablar, ser independiente. Procesar todas las emociones que puedan surgir luego de un accidente o complicación médica, tomará tiempo y muchos ajustes.


3


Perder tu trabajo, tu fuente de ingresos y posiblemente, la satisfacción de tu carrera, traerá sus propias complicaciones.

¿Cómo te afrontas a ti mismo, a tu familia y amigos, cómo les cuentas que perdiste tu trabajo debido a un cese, al ser despedido, o al renunciar? ¿Qué harás para tener ingresos ahora? ¿Los subsidios son una opción para ti? ¿Qué tan rápido tendrás otro trabajo? ¿Te quedarás sin techo pronto?

Así como de otras circunstancias en la vida, podemos tener aprendizajes al perder un trabajo.

Podemos reagrupar y reorganizar nuestras vidas, de manera que podamos enfocarnos en lo que es realmente importante. Podemos priorizar en las cosas que gastamos dinero – podría ser necesario hacer un presupuesto, si te estás apoyando en un subsidio, o en tus ahorros por un período de tiempo.

Atraviesa los sentimientos, ve un terapeuta, procesa todo lo que esto significa, y luego levántate a ti mismo y ve tras ese trabajo que tanto deseas. Tal vez es tiempo para que empieces tu propio negocio, y ésta pérdida de trabajo sea una bendición disfrazada.


4


Perder una mascota puede ser tan difícil como perder a un miembro de tu familia o a un amigo cercano.

Las mascotas se convierten en parte de la familia, por lo tanto, perderlas te traerá sentimientos similares a los descritos en la entrada anterior.


5


Cada cambio en la vida requiere de ajustes, y de atravesar las cosas positivas y negativas que esto pueda traer. Al graduarte de la escuela secundaria, quiere decir que estás listo para el gran mundo; pues estudiar lo que quieras en la universidad, o puedes irte a viajar por un año. Iniciar un nuevo trabajo, significa aprender nuevas habilidades, conocer a nuevas personas y muchas nuevas oportunidades. Esto también podría significar un aumento en el salario comparado con tu trabajo anterior. El mudarse a una nueva ciudad es un desafío – podría asustarte el hecho de estar en un lugar donde nadie te conoce; podrías sentirte solo por un tiempo, o ¡Podrías disfrutar la libertad de ser un desconocido!

Acepta el cambio, pero también honra de miedo, ansiedad, emoción, en cada transición en la vida.


Espero que hayas disfrutado esta edición y que hayas encontrado consejos e ideas que puedan ayudarte a procesar la pérdida y el duelo.


Si necesitas hablar más acerca de este tema, no dudes en contactarme.


Hasta la próxima semana…


Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.


22830972_10154754698267237_1487302927_oTraducción por Mayra Alarcón

 

 


KB Bilingual Counselling and Supervision

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: